TRADUCTOR

AUTORRETRATO

El otro día me estaba arreglando tranquilamente frente al espejo antes de salir, cuando mi propio reflejo me dio una idea. Fue al pasarme la barra de carmín por los labios... y me di cuenta de que esa escena tan normal, tan habitual, tenía algo.
No sé exactamente qué era.
Si la luz, si el color del pintalabios, si el peinado (que no era nada fuera de lo común, una simple coleta)... Pero ahí estaba, la imagen de mi próximo dibujo.
Así que, medio maquillada, corrí a por mi bloc de dibujo y, recuperando la pose que deseaba, esbocé las líneas lo más rápido posible. En cuestión de 15-30 minutos ya tenía acabado el boceto, y en seguida supe que el resultado final tenía que estar hecho a ordenador.
Un día después, he aquí el resultado:














No hay comentarios:

Publicar un comentario