TRADUCTOR

Relato juevero: Detrás de la máscara


MASCARADA

El vestido vibraba al son de sus movimientos. Sus manos guiaban su cintura, manejando su cuerpo a su merced y ella se sintió arrastrada por una marea de sensaciones.
—Vuestra sangre ha hecho revivir hasta la última célula de mi cuerpo… —El aterciopelado aliento del vampiro lamió su garganta cuando la hizo girar sobre las puntas de sus zapatillas de ballet. Le detuvo su pierna derecha en passé y, agarrando su rodilla, la obligó a extenderla en un arabesque; el corazón de la joven latía, desenfrenado—. ¿Quién pudiera ser un mismo corazón para bailar al son del vuestro?
Sus dedos eran ágiles y sensuales, y le provocaban a la joven sentimientos contradictorios. «¿Qué me está ocurriendo?» Él soltó su pierna de nuevo y volvió a agarrarla de la cintura, casi con brusquedad.
—Contestadme.
Sus ojos escarlata la atravesaron desde las rendijas de su máscara. El vampiro mostraba una belleza sobrehumana en aquel ambiente, rodeado de bailarines, trapecistas, juglares y acróbatas. La música de un violín rasgaba sus oídos, y ella contestó:
—Vuestro corazón nunca podría bailar al son del mío, pues está más lejos que el Fin del Mundo.
Él se rió, y su risa se mezcló con la ópera que cantaba una mujer al final del salón. La Sala de los Espejos estaba llena de cuerpos que se contorsionaban y cambiaban de pareja, y las arañas de cristal se cernían sobre sus cabezas, temblando. Las estatuas distribuidas en la pista de baile los observaban en silencio. Todo a su alrededor era dorado, desde los adornos del techo hasta las estrellas que agujereaban el cielo al otro lado de los ventanales.
—¿Quién es esta gente?
—Cuándo aprenderéis a hacer las preguntas adecuadas...
El vampiro la arrastró frente a un espejo y la levantó en el aire, apoyando sus manos al final de su espalda. Oh, Dios santo…
—Los vampiros no os reflejáis en los espejos, ¿verdad? —preguntó, con voz quebrada.
—Preguntadme la razón.
—¿Por qué…?
Esta vez la bajó muy, muy despacio, disfrutando de los estremecimientos de su cuerpo y de la sorpresa de su rostro. Cuando quedaron de nuevo cara a cara, posó una de sus manos bajo su mandíbula y le hizo subir la mirada hasta sus ojos.
—No nos reflejamos en los espejos porque carecemos de alma.

26 de febrero de 2013


Para más máscaras visitad a Roxy


30 comentarios:

  1. Bravo , pla plas . acabo de ver y leer una escena de película fantástica .. " Mascarada" me gusto es como estar detrás del espejo ..
    Muy bonito tú relato gracias por compartirlo .
    Un abrazo y te deseo una feliz y vampírica tarde..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, qué feliz me hacen tus palabras, Campirela. ¡Ojalá poder atravesar la pantalla y darte un fuerte abrazo! Hace unos años que hice el dibujo, y hoy ha sido cuando he decidido a ponerle palabras ;)
      ¡Un besazo!

      PD: Se me olvidó poner el título del dibujo: "El baile de un alma", por si tenéis curiosidad.

      Eliminar
  2. Qué sensual baile con un vampiro... qué tendrán estos personajes, que atraen tanto aún sin alma :)
    Genial relato.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás por el peligro, su eterna juventud, ese puntillo de dolor y placer cuando absorben la sangre de sus víctimas... son unas criaturas muy literarias.
      ¡Gracias por tu comentario, Sylvia!
      Besos

      Eliminar
  3. Un enigmático baile, como no podía ser menos si se baila con un vampiro. Aunque ya dudo de mi calidad de vampiro, ya que yo sí me reflejo en los espejos y estoy seguro de que tengo alma.

    Dulces besos Dafne y dulce fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hum, nunca se sabe... puede que haya vampiros con alma ;)
      Dulce es tu presencia por estos parajes,
      ¡gracias! y feliz fin de semana

      Eliminar
  4. ¡Hola! ¡Qué relato más sensual! cuánta química hay entre los dos personajes y ese baile con la escena en el espejo ¡una maravilla! Me ha encantado.

    Muchas gracias por sumarte <3

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hey, Roxy! La Química es mi especialidad ;P
      Muchas gracias por tu convocatoria, ¡está siendo una maravilla!
      Un besazo

      Eliminar
  5. Hay preguntas que es mejor no hacer... Muy bien narrado tu relato. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que siempre se ha dicho: "la curiosidad mató al gato", pero... ¿y si lo que descubrió valía la pena?
      Genial leerte de nuevo por aquí, Neo
      ¡Besos!

      Eliminar
  6. No así de una infinita seducción, es maravilloso tu relato, Dafne

    ResponderEliminar
  7. Tenemos que llevar cuidado no sólo con la máscara sino con todo lo que su usuario pone a su servicio para lograr su fin, música, baile y ausencia de respuestas incluído, en suma la MASCARADA. ME QUITO EL SOMBRERO. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre hay que tener cuidado con las personas, sus propuestas, sus bailes... ¿Quién sabe si preguntando se hallará a quién de verdad se encuentra tras la máscara?
      Besos, Jandrés

      Eliminar
  8. Wuuauuu un baile con un vampiro sí que es morboso y excitante sentir la danza de los cuerpos vibrando al son de la música.

    Me ha encantado tu relato juevero.

    Besos enormes, preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegro de que te guste, María! *__* Como una de las Reinas de la sensualidad que conozco por estos lares, aprecio muchísimo tus palabras.
      ¡Besos!

      Eliminar
  9. Que elegancia en esa fiesta. Y que sensualidad en el baile del vampiro y de la bailarina.
    Tal vez la respuesta no sea la correcta. Parece que el vampiro siente emociones y sabe como hacer sentirlas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. No me gustan los vampiros pero me ha gustado leerte y como has terminado el relato.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí desde que era muy pequeña me encantan ❤️️ Tanto en libros, películas, series...
      ¡Gracias por tu comentario, Tracy!
      Un besazo

      Eliminar
  11. Muy sensual. Me ha gustado mucho el relato
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenida, Kristalle! Me alegro de que te gustase,
      gracias por tu comentario
      ¡besos!

      Eliminar
  12. DAfne Sinedie:Un relato imaginativo y diferente. Pero a mí los vampiros me dan mucho miedo. Me ha encantado pasar por tu casa virtual. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas, Montse! Me alegro que te gustase el relato pese a que no te vayan mucho los vampiros ;)
      Gracias por tu comentario,
      un besazo

      Eliminar
  13. Con esa forma de bailar, de conquistar y esa sensibilidad es imposible que carezcan de alma...quizá son el reflejo humano de nosotros mismos y somos nosotros los que no la tengamos, ¿te imaginas?
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buah, me encanta esa idea, Max *__* En ese caso, nos ocmplementaríamos los unos a los otros y se podría decir que la pareja vampiro-humano es la perfecta, ¿no? ¿Y quién sería el monstruo, en realidad?
      ¡Gracias por pasarte!
      Besos

      Eliminar
  14. Precioso. Enhorabuena
    Un saludo
    Rhodéa Blasón

    ResponderEliminar
  15. !Encantador relato, Dafne!
    Un vampiro muy sensual que demuestra sus habilidades de conquistador. Me encanto ese final tan romántico.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hey, Yessy! Me alegro de que te gustase *__*
      ¡Un besazo!

      Eliminar