TRADUCTOR

Relato Juevero: verano


 SUMMERTIME SADNESS


   

Bailábamos en la pista de baile como nunca antes lo habíamos hecho. Mi vestido rojo se despegaba de mis piernas con cada vuelta y mis zapatos apenas tocaban el suelo de lo rápido que nos movíamos. Habíamos vivido tantas noches durante el verano...
La canción terminó y acabamos uno frente al otro, nuestros corazones desbocados y los ojos chispeantes. Me preguntaste si quería ir a bailar a otro lugar, y asentí. Nos alejamos del barullo de la plaza, emocionados y nerviosos.
Subimos hasta donde se encontraba el castillo del pueblo y volvimos a unir nuestras manos, interpretando un vals de cuento de hadas.
Bajaste la cabeza hasta apoyar tu mejilla contra la mía. La noté mojada por las lágrimas, y te pregunté qué sucedía. Me dijiste que estabas triste porque mañana te marchabas. Aguanté el dolor que me producían esas palabras y te pedí lo que debería haberte pedido semanas atrás:
Bésame antes de que te vayas
Encajaste tus labios con los míos. Me besaste lentamente, para que aunque pasasen las semanas, los meses, siempre recordásemos nuestro tacto, nuestro sabor.
Ha sido el mejor verano de mi vida
Incrementamos el ritmo del beso, y pronto comenzamos a buscar nuestros cuerpos en un baile completamente nuevo para nosotros.  Habíamos vivido tantas noches durante el verano... Y ahora pretendíamos hacer la última eterna.


 Más trocitos de verano


Relato Juevero: la linea 20

¡Hey, hou!

Esta vez Mag es la anfitriona de los Relatos Jueveros, y se le ha ocurrido una genial idea para inspirarnos: coger un libro al azar de nuestra estantería, abrirlo por una página cualquiera y contar hasta la línea 20 para escribir un relato.

Mi elección es Fuego, de Kristin Cashore, una novela que recomiendo muchísimo por su narrativa y su original historia; Fuego es el nombre de una joven que es la última monstruo del reino con forma humana, que tiene el poder de leer la mente y ejercer su influencia sobre otros seres. Su vida cambia completamente cuando una conspiración estalla para derrocar al rey y ella debe ayudarles a resolverla. Fantasía, realismo, aventura, una protagonista maravillosamente creada... ¿Os apetece leerla?

Para picaros un poco más la curiosidad, os dejo aquí la página 173 y el relato inspirado por la frase: "Reconsidérelo, señora. Pondríamos reglas, marcaríamos límites" ; no he podido evitarlo, pero cuadra tan bien con una posible continuación del relato Mar que he decidido escribirla.


MAR

Volvemos con un proyecto de Ginebra, esta vez eligiendo entre Mar o Montaña. Supongo que viendo la cabecera del blog intuiréis cuál ha sido mi elección, ¿verdad?

Al elegir Mar, debía añadir los siguientes ingredientes: velero, delfín, cuerda, brújula y mapa, y escoger entre un Viaje romántico, Una huída desesperada y Un viaje de negocios.

Bueno, ¿queréis leer ya el resultado?




Corrí por el muelle con mi botín a buen resguardo en el interior de mi casaca. ¿Dónde puñetas había dejado mi barco? En realidad, no era más que un velero pequeño que una sola persona podía manejar con facilidad, pero para mí era como un buque de guerra. Leí apresuradamente los nombres mientras me movía.

"Odyssey"
"Lucinda"
"Delfín"
"Rosa de los vientos"
"Ojos azules"
...