TRADUCTOR

EL AMOR DUELE

    Te mira y tu corazón sangra.
    Desvía la vista y aún duele más.
    Sin embargo tú no puedes decir nada.
    Las palabras se atascan, desgarran tu garganta.
    Él te da la espalda.
    Gritas mentalmente que se vuelva,
    y te mira de reojo sin llegar a encontrarse con tus ojos,
    que escuecen por culpa de las lágrimas contenidas.
    Piensas: "No me merece".
    Se supone que te quiere,
    que siente lo mismo que tú,
    pero te hace sufrir.
    Te ignora y ese vacío duele.
    Sigues caminando.
    Pasas a su lado.
    Evita tu mirada acusadora, casi suplicante.
    Nada.
    Pasas de él.
    Entonces sientes un cosquilleo en la nuca.
    Sus amigos te han mirado mientras pasabas,
    has despertado un murmullo de curiosidad.
    "¿Qué están haciendo?", se preguntan.
    "Preguntádselo a él", les espetas mentalmente.
    Por última vez giras la cabeza.
    Él te está mirando, repasando tú conocida figura con sus ojos oscuros,
    y por fin te encuentras con ellos.
    Suspiras y el corazón se acelera.
    Sigues muda, nadie dice nada.
    Durante una fracción de segundo se asoma una sonrisa en sus duros labios.
    Imposible…
    Te mira y tu corazón sangra.
    El amor duele.
    Te das la vuelta de nuevo.
    Le amas, le odias, todo al mismo tiempo,
    y eso te hace sentir tan vulnerable...
    Te engañas pensando que mañana será otro día
    porque los sentimientos pueden a la razón:


“Te veo mañana, amor”.





2 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho Dafne. Espeto que tu corazón no sangre y que te quieran mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que este poema/relato es bastante antiguo, datando del 2012-13, y más que por amor fue inspirado por mi desamor.
      Es ahora cuando he conocido el verdadero amor, aquel que es correspondido y honesto, que trae la luz a mis días y me alegra el alma con sus sonrisas y sus palabras... ¡con él entero!
      Y no te preocupes, Pe, me siento la más querida del Universo.
      Un beso ;)

      Eliminar