TRADUCTOR

CAMBIOS

Cambia la pescadería del barrio, esa de toda la vida. Adiós, El Puerto.

Cambio de lámpara.

Cambio de corte de pelo.

Cambio (desgraciadamente) de cristales de gafas.

Cambio la tarjeta del bus.

Cambio de horarios.

Cambio de compañeros, lo cual se reflejará en nuevos amigos.

Cambio de profesores.

Cambio de curso.

Cambio de centro de estudio.
Hola, Ciudad Universitaria.
 
¡Empieza una época de cambios! Y muchos de ellos quedarán reflejados en el blog, siendo vosotros mismos testigos (y cómplices) de ellos.
Por supuesto, que las situaciones a mi alrededor cambien no implica que yo también lo haga. Más bien, con respecto a las personas prefiero el término EVOLUCIONAR (aunque sin duda algunos lo que hacen es involucionar) ya que nos adaptamos a esas situaciones cambiantes pues de lo contrario, los peores adaptados se mueren. Sí, evolucionar suena mejor. ¡Como los Digimon!
 
DigiEvolucionaré, aunque en realidad siga siendo yo misma pero en otros contextos, lo cual me mostrará cosas de mí misma que antes no conocía.

 Evidentemente, además de los cambios muchas cosas que continuarán igual:
La naturaleza del blog seguirá siendo tan cambiante como lo ha sido hasta ahora (qué oxímoron tan precioso, ¿no creéis? Seguirá siendo cambiante) sobre todo basándose en textos literarios de mi propia cosecha, artículos propios de opinión y dibujos.
Ah, y aunque ahora vaya a estudiar un grado en el que me especializaré cada vez más, no tengo intención de dejar de lado ni las letras, ni las ciencias, ni las artes, ni el deporte… ¡El Humanismo, vamos! Me apasionaría convertirme en la Da Vinci de mi tiempo, capaz de entusiasmarme en cualquier ámbito de la vida.
Y vale, encontraré nuevas amistades, pero también mantendré las antiguas (las que ya se están convirtiendo en verdaderas) y espero continuar milenios con mi pareja, el amor de mi vida.
Tampoco cambiaré las manzanas del almuerzo, ni el escribir con pluma, seguiré viendo mis series favoritas e intentaré leer mucho muchísimo.
Puede que parezca que cambian más cosas que las que se quedan como están, ¡así es esta etapa de la vida!, pero no por cambiantes tienen porqué ser menos buenas. Lo importante: después de esta parada en vacaciones (bien aprovechada, afortunadamente) he vuelto con las fuerzas redobladas, y anuncio que queda Dafne para rato.
Ya para terminar…

¡Muchísima suerte a todos con la vuelta al trabajo, los estudios, con las nuevas etapas y con las que continúan!
Gracias por leerme y, si eres nuevo por estos parajes, BIENVENIDO

¡Hasta pronto!






No hay comentarios:

Publicar un comentario