TRADUCTOR

Proyecto Kinky: Capítulo 4

 
 
 

   Aviso de contenido +18   

 

 

Capítulo 4. Esclavo
—¿Has conocido a alguien, verdad?
Georgina era alta, delgada y rubia, con el pelo largo y rizado como una leona. También había heredado los ojos verdes de la familia, y cuando te miraba daba la sensación de que podía leerte el pensamiento.
—Sí. —Era imposible mentirle y tampoco le gustaban los rodeos en las conversaciones—. Se llama Angy. La conocí el martes por la noche y ayer tuvimos nuestra primera cita.
Estábamos en el porche tomando café mientras vigilábamos a los niños, que estaban jugando en el jardín. Nuestros padres y su mujer seguían en el salón, así que estaba claro que quería aprovechar este rato a solas para cotillear.
—Pasasteis la noche juntos, ¿verdad? —Me sonrió con una mueca felina—. Se te notaba diferente cuando me respondiste al teléfono, hermanito.
—Ya... Tu llamada fue tan oportuna como siempre, Gina.
Enarcó una ceja mientras alzaba su taza.
—Te llamé a las once de la mañana, Eric.
—¡Es sábado! Y te recuerdo que se puede tener sexo a cualquier hora del día.
—No cuando tienes a dos diablillos correteando por casa.
Resoplé. Los diablillos estaban jugando en la arboleda, riéndose y gritando: “¡Voy a convertirme en el Rey de los Piratas!”
—Bueno, vosotras elegisteis ser madres —apunté.
—Hablando de elecciones... ¿Cuándo tienes la prueba médica?
Oh, Gina era experta en darle la vuelta a las conversaciones.
—El mes que viene —respondí escuetamente.
—Y Angy... ¿Es una mujer cis?
Intuía por dónde iban los tiros.
—Sí, por lo que tengo entendido es una mujer cis. Y antes de que preguntes: no, aún no se lo he comentado. ¡Nos acabamos de conocer!
Levantó las manos en gesto apaciguador.
—A ver, yo también pienso que aún es pronto para sacar el tema. Pero es un tema bastante serio. Tanto, que puede ser determinante a la hora de que ella decida mantener una relación contigo.
—Soy consciente de ello. —Entrecerré los ojos—. Pero si yo no puedo darle lo que ella desea, simplemente tomaremos caminos separados, al igual que pasó con Sophie y con Joel.
—¡Entonces sí te planteas la posibilidad de tener una relación estable con ella!
Su entusiasmo me sacó una carcajada.
—A ver, no fue solo un rollo de una noche para liberar tensión... Creo que desde el primer momento conectamos, ¿entiendes?
—O sea que ya tuvisteis sexo el martes. —Volvió a enarcar una ceja.
Vigilando que los niños estuvieran lo suficientemente lejos como para no escuchar nuestra conversación, le conté por encima nuestro primer encuentro.
—¡Joder, hermanito, cómo te lo montas! —Silbó—. La verdad es que mí me daría miedo subirme contigo en ese cacharro verde.
—Eh, eh, no insultes a mi preciosa Kawasaki.
—¿Y cuándo habéis quedado de nuevo?
Por un momento mis ojos se posaron en mi móvil, que había dejado bocarriba sobre la mesa para estar pendiente de las notificaciones. Sin embargo, Angy aún no me había escrito.
—Esta noche, inicialmente.
—¿Quedar con quién?
Musa se sentó al lado de su mujer y posó un beso en sus labios. Al contrario que mi hermana, era bajita, robusta y tenía el pelo corto moreno. Su piel y sus ojos eran oscuros, de modo que cuando sonreía sus dientes parecían perlas.
—Con Angy, una chica que ha conocido esta semana —respondió mi hermana.
—¡Gina!
—¿Qué? Ya sabes que no me gustan los secretos.
Cuando empleaba ese tono parecía volver a tener quince años, en vez de treinta y cinco.
—No es ningún secreto, pero tampoco te correspondía decirlo.
Musa nos miraba discutir con aire divertido.
—Tiene nombre de canción —comentó entonces, desconcertándonos—. Angie —matizó—, la canción de los Rolling Stones.
—No la conozco —admití.
Mi hermana negó con la cabeza, como si estuviera decepcionada. Fue a decir algo, seguramente una de sus mejores pullas, pero justo en ese momento la pantalla del móvil se iluminó y aparecieron varios mensajes. Atrapé el aparato antes de que Gina o Musa pudieran leerlos por encima. ¡Y menos mal que lo hice! Pues Angy me describía la fantasía que quería cumplir aquella noche.
«Perfecto», respondí.
—Uy, uy, uy, vaya sonrisa te han sacado esos mensajes... La noche promete.
—¡Tío Eric! ¡Tío Eric! ¡Deja el móvil y ven a jugar!
—¡El deber me llama! —Exclamé para mi hermana y mi cuñada, dejándolas con las ganas de continuar la conversación.
Apuré el café que quedaba en mi taza, guardé el móvil en el bolsillo y, apenas unos segundos después, me convertí en pirata junto con mi tripulación favorita.

Relato juevero: Envejecer

 

 ENVEJECER

Nos hemos tumbado en la cama, con las piernas y los brazos entrelazados, mirándonos a los ojos. Llevamos más de siete años juntos, y hemos compartido tantas vivencias; los estudios, la familia, el trabajo, las lecturas, los viajes... Momentos buenos y momentos no tan buenos, pero lo importante es que hemos seguido adelante. Cada vez son más frecuentes las preguntas: ¿Cuándo la boda? ¿Cuándo la casa? ¿Cuándo los niños? Pero nos da igual. Simplemente fluimos. Nos miramos a los ojos y sobran las palabras. Te quiero, te amo, te adoro, te necesito. Somos jóvenes y fuertes, tenemos toda la vida por delante. Y pienso: sí, quiero envejecer contigo.



Más relatos



COMIENDO POR LOS OJOS: MY DRESS-UP DARLING

 

こんにちは! Konnichiwa!

     Hoy volvemos con la sección Comiendo por los ojos, en la que me dedico a escribir sobre las comidas que descubro en los animes. Os recuerdo que las imágenes, gifs y vídeos que aparezcan en esta sección no son de mi autoría.

     Por supuesto, si se me ha escapado algún detalle, conocéis este tipo de gastronomía, queréis dejarme alguna receta, idea, recomendación, ¡lo que sea! no dudéis en escribirme en los comentarios.

     Ahora es el turno de la serie My Dress-Up Darling (2022).

 

* Comiendo por los ojos *

My  Dress-Up  Darling

 
     El título original es Sono Bisque Doll wa Koi wo Suru (その着せ替え人形(ビスク・ドール)は恋をする) en inglés My Dress-Up Darling. Está escrita e ilustrada por la mangaka Shin'ichi Fukuda y ha sido animada por CloverWorks. De momento tiene una temporada de 12 episodios.
     El argumento es el siguiente: Wakana Gojo es un estudiante de preparatoria cuya pasión es la confección de Muñecas para Hinamatsuri debido al negocio familiar de su abuelo. Por esa razón, apenas tiene amistades. Sin embargo, Marin Kitagawa, la chica más popular del instituto, descubre su talento un día después de clase, así que le pide ayuda para diseñar trajes de Cosplay.
     En mi opinión, My Dress-Up Darling es una de una de las mejores comedias románticas que he visto hasta el momento, tiene el tono young-adult perfecto (de hecho, se trata de un seinen/josei*) y escenas ecchi** que le dan un toque picante a la trama. 

*Seinen/josei (青年 literalmente "juventud"/女性) es la demografía dirigida a jóvenes adultos, para género masculino y femenino respectivamente. En el caso de My Hero Academia se explicaron los términos shōnen/shōjo.
**Las obras que están catalogadas con este tag, ecchi (エッチ), presentan escenas que, sin ser explícitas, tienen contenido sexual o erótico.

      Ahora sí, pasemos a hablar de comida:
 
いただきます!
 
Itadakimasu!